Elegante y atemporal, la colección Rendez-Vous se compone de tres modelos inéditos que ilustran una vez más el encuentro entre la Alta Relojería y la Alta Joyería. Estas piezas emblemáticas manifiestan el saber hacer relojero de Jaeger-LeCoultre y lucen los característicos Oficios Artísticos prodigiosos y exclusivos que se practican bajo el techo de la Manufactura, entre ellos el guilloché, el engaste o las artes decorativas.

-Adv-

Si bien presentan códigos estéticos de apariencia clásica, estos tres nuevos Rendez-Vous albergan un corazón relojero lleno de audacia, que reinterpreta de manera poética varias funciones femeninas que encarnan la personalidad de esta colección desde sus orígenes.

– Adv Sawadee –




  • Rendez-Vous Tourbillon: Una complicación emblemática espléndidamente decorada con oro y diamantes

Éste modelo seduce a las mujeres a las que les gusta rodearse de objetos refinados, destinados a brillar de manera discreta pero firme. Su tourbillon, situado a la altura de las 6 h, revela la complejidad espectacular de sus rodajes, la mayoría finamente decorados a mano. Como suspendido en el aire, el volante oscila en su jaula efectuando una rotación completa sobre sí mismo cada 60 segundos y marcando el palpitar de este movimiento automático de elevada precisión: el Calibre Jaeger-LeCoultre 978.

JAEGER-LECOULTRE | Alta Relojería y Alta Joyería en un palpitante Rendez-Vous

Los diamantes de talla brillante deslumbran con su halo sobre el bisel y exaltan esta sensación, que se repite con un diámetro más pequeño en el corazón de la esfera, en torno al tourbillon. Aquí se expresa la nobleza de los Oficios Artísticos prodigiosos y exclusivos perpetuados bajo un mismo techo desde hace varias generaciones, pues el engaste de los 215 diamantes necesita incontables horas de trabajo por parte de los artesanos del taller. Los nuevos modelos del Rendez-Vous Tourbillon de oro rosa destacan también por la sutil iridiscencia de la madreperla de la esfera central, de la que se desprende una delicada feminidad, casi vibrante.

  • Rendez-Vous Celestial: Una estrella ilumina un escenario sofisticado

Dotadas del Calibre Jaeger-LeCoultre 809/1, estas dos nuevas interpretaciones del Rendez-Vous Celestial presentan una función icónica que expresa plenamente el nombre de la colección. A medida que acompasa su pausada carrera, la misteriosa estrella recuerda la hora de un futuro rendez-vous.

La carta celeste, función femenina por excelencia, está rodeada por un deslumbrante bisel engastado, ya sea con un degradado de zafiros rosas que tiran hacia el amatista o con diamantes de talla brillante, según la versión. En el corazón de la esfera, ornamentada con su estrella en movimiento, desfila el paso de las constelaciones y de los signos del zodiaco esmaltados, ya sea en tonalidades rosa o plateadas, invitando a las miradas a sumergirse en un cielo estrellado. Además del precioso engaste de piedras preciosas, los números florales esmaltados y las doce constelaciones perpetúan las tradiciones de los Oficios Artísticos prodigiosos y exclusivos. Para prolongar el destello de sus zafiros o de sus diamantes en la noche oscura, estos dos relojes joya cobran vida al caer la noche.

JAEGER-LECOULTRE | Alta Relojería y Alta Joyería en un palpitante Rendez-Vous

Esta colección, femenina en todos los sentidos de la palabra, está destinada a sublimar a la mujer de hoy y del futuro, que vive plenamente en armonía con su tiempo. Vestido con su deslumbrante decoración, el Rendez-Vous invita al espectador a descubrir poco a poco el abanico de sus tesoros reinventados: su movimiento automático de alta precisión, la belleza de sus gemas engastadas, el refinamiento de sus acabados, el carácter firme de sus números florales.

Visita: jaeger-lecoultre.com