A. Lange & Söhne fabrica sólo unos pocos miles de relojes al año. En ellos trabajan únicamente los mecanismos desarrollados y laboriosamente decorados y montados a mano en la propia casa, entre ellas una pieza excepcional para festejar el 25 aniversario del famoso modelo Lange 1.

-Publicidad-


El Lange 1 Tourbillon Calendario Perpetuo integra de una manera elegante y discreta un calendario perpetuo y un tourbillon en su inconfundible diseño. Este es el modelo más complicado de la familia de relojes en una edición de oro blanco con agujas de acero pavonado limitada a 25 ejemplares.

Cuando en octubre de 1994 se presentó la primera colección de la nueva era, el innovador diseño causó sensación. Como si estuviesen sobre un noble tablero, las indicaciones se presentan en una particular disposición descentrada en el exiguo espacio de la esfera, lo que hace que sean muy fácilmente reconocibles.

LANGE 1 Tourbillon Calendario Perpetuo "25 Aniversario"

Esta disposición habría de permanecer también en el primer modelo Lange 1 Tourbillon Calendario Perpetuo presentado por primera vez en 2012. Para integrar todas las indicaciones del calendario en la arquitectura de la esfera, los meses se presentaron en un anillo exterior giratorio. En la parte inferior de la construcción se encuentra un contorno periférico con concavidades en forma de ola. Una palanca de exploración sobre muelle se desliza a lo largo de este contorno y se desvía en función de cada concavidad. Cuanto más profunda sea la desviación, más corto es el mes.

La esfera plateada de la edición “25 Aniversario Anniversary” juega discretamente con el color azul. Se extiende desde las agujas de acero pavonadas térmicamente sobre todas las firmas, incluidas las de las cifras de la gran fecha, hasta la correa de piel de cocodrilo.

LANGE 1 Tourbillon Calendario Perpetuo "25 Aniversario"

En lugar de una indicación de la reserva de marcha aparece una indicación retrógrada del día de la semana. El año bisiesto se puede ver en una pequeña ventana a las 6 horas. Y la indicación de las fases de la luna, calculada con precisión para 122,6 años, con el disco de la luna de oro blanco grabado a mano, se presenta a través de una entalladura practicada en la esfera auxiliar del pequeño segundero.

El puente del tourbillon tiene un grabado en resalte azul que muestra la forma de la gran fecha de Lange con el número 25. El 25 no sólo hace referencia al aniversario redondo, sino también a un detalle especial de la primera presentación. Tuvo lugar el 24 de octubre de 1994, y ese día se pusieron las indicaciones de fecha de los relojes presentados en el 25 para aparecer en los periódicos del día siguiente con la fecha exacta.

Es maravilloso, ¿no?

Anuncios