Para la temporada decembrina, los escaparates de Prada evocan el encanto de las fiestas de una manera inusual y subrayan la importancia de compartir, así como la intimidad del espacio vivido como un lugar familiar. 

-Adv-

A través de la colección Prada Resort 2020, la marca ofrece un punto de vista alternativo sobre la vida cotidiana. Diferentes personajes animan las habitaciones con atrevidos tonos rosas y verdes.

Las luces tenues enmarcan la escena en su centro, mientras que los muebles de diseño suave se convierten en elementos funcionales para realzar el despliegue visual y dar una imagen auténtica de las festividades.