Viajar y conocer es una experiencia maravillosa, pero ¿alguna vez has pensando en establecerte en un país ajeno al tuyo? Eso ya es hablar de otro tema, ya que se deben tomar en cuenta aspectos como acceso a la educacion, los negocios y muy imporante, el lugar perfecto para vivir.

-Publicidad-


De acuerdo a datos los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), hicimos una lista de los mejores países de mundo para vivir, tomando en cuenta los detalles anteriores.

Australia

En la isla más grande del planeta el Producto Interior Bruto (PIB) aumenta a un ritmo del 3,3% anual. La criminalidad es poca y el sistema educativo potencia el talento de los estudiantes del país, que están entre los mejor formados en tecnología e innovación del mundo. La difusión del deporte y de los hábitos saludables entre los australianos sorprende a los visitantes. Cuentan con incontables maravillas naturales y especies animales únicas, como los koalas y los canguros.

Los mejores lugares del mundo para vivir

Canadá

Es el tercer país del mundo en reservas de petróleo que ha sabido establecer un sistema económico a medio camino entre el liberalismo económico y la oferta de amplias coberturas sociales. Multicultural e innovadora, Canadá aparece siempre entre los mejores lugares del mundo para vivir porque cuenta con un mercado laboral competitivo y un envidiable nivel académico, con varias universidades entre las mejores del mundo. Tiene una incomparable riqueza medioambiental y animal; no en vano los parques nacionales de Canadá están entre los mejores del mundo y además se cuentan por decenas.

Los mejores lugares del mundo para vivir

Noruega

Noruega es un buen representante de la calidad de vida, ya que destacan por ser líderes en igualdad laboral entre hombres y mujeres. El sistema educativo noruego está considerado entre los mejores del mundo y es lo que explica el interés por todas las ramas del saber de los noruegos de todas las edades. Su esperanza de vida, situada en los 82 años, es otro punto a su favor. Además no podemos pasar por alto la belleza natural de Noruega. Sus fantásticos fiordos, sus frondosos bosques y sus cumbres nevadas hacen de este país toda una delicia para la vista.

Los mejores lugares del mundo para vivir

Suiza

Además de hacer los mejores relojes del mundo, es el país neutral por antonomasia. Es un oasis para los amantes de la calidad de vida y la estabilidad, económica y política. Suiza ofrece elevados niveles de protección sanitaria a sus ciudadanos, que pueden elegir entre algunos de los mejores centros de estudios y universidades para formarse. La democracia y la libertad personal se consideran valores en sí mismos. A pesar de su reducido tamaño y de que apenas supera los 8 millones de habitantes.

Los mejores lugares del mundo para vivir

Holanda

Holanda tiene un espacio por derecho propio gracias a sus asentados valores democráticos y su apuesta por una sociedad abierta y multicultural. Miembro fundador de la OTAN y de la Unión Europea (UE), los holandeses son grandes protectores de la infancia, la educación y la formación académica. La bicicleta es el transporte nacional y también todo un símbolo de su enorme respeto por el medio ambiente.

Los mejores lugares del mundo para vivir

Suecia

El estilo de vida sueco vive un verdadero boom en todo el mundo. “Lagom” es una expresión que no cuenta con traducción en castellano, es un estilo de vida en el que las cosas sencillas, son las más importantes de la vida. Por ejemplo, pasar tiempo con la familia y amigos, conciliar trabajo y vida personal, tener pocas posesiones, cuidar el medioambiente y estar en contacto con la familia. Este término solo es una de las muchas ventajas de vivir en Suecia, donde 8 de cada 10 adultos cuenta con educación superior, rico, igualitario y sin desempleo.

Los mejores lugares del mundo para vivir

Dinamarca

Hay pocas cosas que preocupen a los daneses, residentes en un país que genera riqueza y la sabe distribuir igualitariamente y que cada año es puesto como ejemplo de alta calidad de vida. Las bajas tasas de criminalidad, las altas tasas de empleo y el acceso a la educación. A pesar de que requiere un alto nivel de impuestos, el sistema de bienestar danés impide que los daneses se vean perjudicados por situaciones económicas delicadas, como la última crisis económica.

Los mejores lugares del mundo para vivir