Los negocios y la tecnología cada vez van más de la mano, sobre todo en la era digital en la que otras estrategias se están llevando a cabo. Entonces el mundo del lujo se muestra cada vez más receptivo a las nuevas formas de hacer comercio, incluyendo el Blockchain, ¿sabes a qué nos referimos con este concepto?

-Adv-

Traducido al español significa “cadena de bloques”, un concepto que plantea una revolución tanto en la tecnología como en la economía a nivel mundial. El blockchain es un sistema público compartido en el que se alojan los bitcoins, una moneda virtual o criptomoneda que, a diferencia de los billetes y las monedas, no se puede tener en las manos, pero pueden utilizarse de la misma manera. La única diferencia es que no existe la posibilidad de monetizarlos.

Entonces, todas las transacciones que realices se incluyen en el blockchain y tendrás un registro de los movimientos, pero ¿cuál es la diferencia con los bancos tradicionales? El blockchain elimina los intermediarios y tú tienes el control de ese dinero. Por lo regular, cuando manejas tu dinero con un banco, le das el permiso de manejar la cantidad de dinero que tengas en la cuenta.

¿Qué es el Blockchain?

¿Por qué el blockchain ha revolucionado nuestros tiempos?

Imagina al blockchain como un libro de números y cuentas, donde los registros son bloques entrelazados y cifrados (sí, como cadenas) para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones. Es una base de datos segura gracias a códigos y claves. Esa cadena de bloques debe ser verificada por varios usuarios y así el bloque correspondiente a esa transacción se registra en ese gigantesco libro de cuentas.

La cadena de bloques es una nueva manera de hacer intercambios, ya que permite conocer todo el procedimiento de una transacción y validar si se ha hecho correctamente. Es por eso que, alrededor del mundo, se han formado redes de bitcoins que se desmarcan de los usos y costumbres del sistema bancario tradicional.

¿Cómo adquirir y gastar bitcoins?

Como el sistema de bitcoins no es tradicional, puedes comprarlos directamente desde una casa de cambio con tu cuenta bancaria y aceptándolos como pago por productos o servicios. Actualmente ya existe un buen número de comercios aceptando bitcoins en todo el mundo. Solo es encontrar quienes compartan tu visión y unirte al círculo.