El pasado 28 de julio se llevó a cabo el Gran Premio de Alemania 2019 en la pista Hockenheimring, ubicada en Rhein-Neckar, Alemania, mismo que fue patrocinado por Mercedes-Benz para celebrar 125 años de automovilismo. La decoración especial de los monoplazas del equipo alemán, rememora los inicios de la estrella en este deporte.

-Adv-

La historia data del año 1894 en Francia, la mañana del 22 de julio, veintiún osados pilotos se prepararon para arrancar el primer evento de automovilismo, una carrera de resistencia que saldría desde París y marcaría el inicio de una era, que hoy cumple 125 años, de pasión y hazañas.

Este hito, marca también el inicio de la participación de Mercedes-Benz en el deporte pues, 9 de los 17 autos que terminaron, estaban impulsados por un motor Daimler. Esto, aunado a un reconocimiento en la premiación, destaca el gran trabajo y el éxito que el alemán había tenido con su motor en este primer evento.

Mercedes-Benz festeja 125 años de automovilismo en el Gran Premio de Alemania

Cinco años después, por primera vez, el nombre Mercedes aparecería en el ámbito deportivo. Emil Jelinek, el mejor cliente de Daimler, al volante de un “Phoenix”, participaba en Niza bajo el seudónimo de “Mercedes”, en honor a su hija mayor. Fue entonces, 1899, cuando comenzó la era del nombre Mercedes con autos Daimler. Sin embargo, en 1900, se constriuría, y triunfaría de manera imponente, el primer auto Mercedes.

Con esta alianza, los éxitos siguieron para Mercedes y comenzaron a participar en muchas otras categorías. Una de ellas, la categoría Gran Prix, en la que los autos corrían con colores emblemáticos de su país de origen; de ahí que los autos de Mercedes-Benz, presentaban una decoración blanca, por su origen alemán.

  • De ahí que los autos de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, para el Gran Premio de Alemania 2019, hayan usado la decoración incorporando el tradicional blanco.

¿Cómo nacieron las flechas plateadas?

En 1934, la casa de la estrella estaría compitiendo, por primera vez con el Mercedes-Benz W 25 en el legendario Nürburgring. Sin embargo, cuando los ingenieros llevaron el auto al pesaje, se encontraron con un pequeño detalle, el monoplaza excedía el peso máximo permitido aunque por poco; por ello, tomarón la decisión de raspar la pintura blanca y correr con la carrocería metálica y brillante expuesta. Así sorprendieron, no solo por el cambio en la decoración del auto, sino también por el increíble desempeño del W 25, que se convirtió, gracias a esto, en la primera flecha plateada.

Posteriormente, la marca comenzó su primera etapa en Fórmula 1 en 1954, consiguiendo ese y el siguiente campeonato del mítico Juan Manuel Fangio. Por varios años, Mercedes-Benz siguió corriendo en diversas categorías y consiguiendo importantes resultados, hasta detener su participación en el automovilismo durante algunos años tras el desafortunado incidente de Le Mans. Claro que, después de algunos años, regresarían a las pistas.

Mercedes-Benz festeja 125 años de automovilismo en el Gran Premio de Alemania

En 1994, de la mano de Sauber, la estrella regresó como proveedor de motores de Fórmula 1, después de haber triunfado con ellos en Le Mans y el Campeonato Mundial de Prototipos en 1989 y 1990. En 1995, se aliaron con los británicos de McLaren para ganara su primera carrera, de la era, en 1997. Esta alianza se mantuvo para entregar a Lewis Hamilton su primer campeonato del mundo en 2007, con los de Woking. Cabe destacar que Lewis ha arrancado todas (240) las carreras de F1 en que ha competido, impulsado por un motor Mercedes-Benz.

Para 2010, la casa alemana decidió regresar como equipo a la máxima categoría con una alineación envidiable: Nico Rosberg y el siete veces campeón Michael Schumacher. Junto con su conocido aliado, Petronas, Mercedes-Benz ha iniciado 188 carreras de Fórmula 1 desde entonces; obteniendo 5 campeonatos de pilotos y constructores en esta nueva etapa. La mejor manera de festejar estos 125 años, en el marco del GP de Alemania, es mantener el liderato con el objetivo de un sexto triunfo consecutivo para la estrella.

Mercedes-Benz festeja 125 años de automovilismo en el Gran Premio de Alemania