Tomar unas vacaciones de verano es ideal para dar alimento al alma y un respiro al cuerpo. El mar, la arena y las actividades recreativas son ideales para el desestrés y pasar un rato agradable con la familia o uno mismo. La Isla Bora Bora ofrece un serie de actividades al aire libre, culturales, espirituales o de otra índole para que tu experiencia sea inolvidable.

-Adv-

Bora Bora Sawadee

Bora Bora Sawadee

La diversidad de este lugar ofrece espacios con vistas espectaculares. Al llegar puedes hospedarte en diversos hoteles de lujo que te ofrecen contacto con la naturaleza, servicio implecable y elegante confort. Una vez instalado puedes disfrutar de diversas playas, una de las mejores es Matira Beach, o maravillarte con las diferentes tonalidades de verde en el Monte Otemanu.

Bora Bora Sawadee

Bora Bora Sawadee

Otra must existente en la Polinesia Francesa es el Lagoonarium de Bora Bora, un acuario natural que supera la ficción. Ahí podrás hacer snorkel y ver la vida marina. Por otra parte, hay recorridos para conocer la isla en diversos transportes; toma un coctel en los mejores miradores, visita granjas de perlas, conoce los dos mayores núcleos urbanos (Vaitape y Faanui) y admira las plantaciones agrícolas del exuberante valle de Faanui.

Bora Bora Sawadee

Bora Bora Sawadee

Bora Bora Sawadee

Si prefieres algo un poco más calmado, siempre puedes visitar el Museo Marino de Bora Bora,que exhibe maquetas de piraguas tradicionales y embarcaciones legendarias como el Bounty, la Kon Tiki o el Calypso, además de la historia de Polinesia. Respecto a la gastronomía, los productos del mar predominarán en tu paladar, pues deliciosas brochetas de pez espada, el Varo, las Chevrettes y las langostas preparadas con vainilla te dejarán maravillado. Descubre el Tamaaraa, el platillo más famoso de la región, que posee una amplia variedad de alimentos que se cubren con hojas de banano, sacos de yute, pescado, pollo, y hojas de taro  al horno.

Bora Bora Sawadee

Bora Bora Sawadee