Federer conquistó a México

    El sábado en punto de las 7 de la noche vivimos un momento espectacular en la Plaza de Toros. El presentador anunciaba al jugador alemán Alexander Zverev mientras aplaudíamos su entrada a la plaza. El juego de luces lo acompañaban y nosotros ovacionábamos su presencia en la Ciudad de México. Fue un emotivo momento cuando dejó ver su playera negra al estilo de la Selección Mexicana. 

    -Adv-

    La siguiente presentación era para el mejor jugador de tenis de todos los tiempos, Roger Federer, ganador de 103 títulos, fue 310 semanas el número 1 del mundo y hoy es el número 3. El público mexicano lo ama y prueba de ello fue el majestuoso recibimiento de más de 42 mil asistentes aplaudiendo su presencia.

    Durante el partido pudimos admirar la fuerza de Sascha, como se le conoce a Zverev, quien alcanzó servicios de 238 km/h, pero además mostró su carisma, pidiendo aplausos cuando lograba jugadas de fantasía.

    Aunque sin duda, la estrella fue Roger Federer, quien con su talento y profesionalismo nos enamoró, estábamos gustosos de aplaudir la muestra de gran tenis. Vimos a Federer relajado, divertido, emocionado, empático y feliz de estar en tierra azteca.

    El partido duró 3 sets y al finalizar ambos jugadores recorrieron la Plaza de Toros para agradecer la presencia y el cariño de los aficionados al deporte blanco que nos dimos cita esa noche.

    Al ritmo de México lindo y querido despedimos la noche que, sin duda, estuvo plagada de momentos inolvidables.