La historia de la familia Moro se escribe desde 1932 como un proyecto de tres generaciones enraizadas en la Ribera del Duero y dedicadas a descubrir las características de su terroir para transmitirlas en vinos con personalidad.

-Publicidad-


Actualmente Emilio Moro es una de las bodegas de mayor reconocimiento a nivel mundial por su bastedad en etiquetas con Denominación de Origen (D.O.) Ribera del Duero. Cuenta presencia a nivel mundial en 70 países, siendo Estados Unidos uno de sus principales mercados (donde tiene propia distribuidora desde 2013), ha entrado en el top 100 de The Wine Spectator, una de las revistas vinícolas más influyentes a nivel internacional.

  • A inicios del año 2019, Bodegas Emilio Moro recibió el Premio AUTELSI 2019 en la Categoría de Innovación Tecnologica por su proyecto de aplicación al viñedo de tecnologías ligadas a IoT (Internet of Things), inteligencia artificial y tecnología satelital.

Valderramo, los viñedos más antiguos de la Bodega

Plantado en 1924, este viñedo de vaso es el más antiguo de Bodegas Emilio Moro. Su suelo arcilloso le proporciona al vino potencia e intensidad aromática. Esas tierras tienen marca propia, pues la identificación del territorio marca la personalidad de la marca y les permite elaborar vinos con notas balsámicas, maderas aromáticas y con alma.

Emilio Moro: el sello de identidad de una familia

Etiquetas Emilio Moro

  • Vino Emilio MoroEl corazón de la bodega, de gran volumen con un postgusto persistente, resultado de la elaboración con viñedos de entre 15 y 25 años.
  • Vino Malleolus. Cultivado a partir de uvas de majuelos de entre 25 y 75 años, es uno de los vinos más premiados a nivel internacional.
  • Vino Malleolus de Valderramiro. Elaborado a partir de la selección de uvas del Pago de Valderramiro, fermentado en depósitos de acero inoxidable.
  • Vino Malleolus de Sanchomartín. Uno de los vinos Top de Bodegas Emilio Moro, procede del Pago de Sanchomartín, viñedo con más de 65 años de antigüedad.
  • Vino Vendimia Seleccionada. Producido a partir de uva seleccionada del pago de La Mira.

Emilio Moro: el sello de identidad de una familia

Por otro lado, ostentando el liderazgo y la experiencia de la familia Moro, satisface los paladares apasionados de los vinos blancos:

  • Vino La Revelía. Representa la máxima expresión del carácter varietal Godello, criado en barricas de 500 litros de roble francés, con posterior reposo sobre lías durante 8 meses.
  • Vino El Zarzal. Fermentado en madera con posterior crianza sobre lías en fudres de roble francés de 2,500 litros durante 8 meses, ofrece un color amarillo pálido, limpio y brillante.

Para su elaboración se han seleccionado los suelos franco-arenosos del comienzo de las laderas, con exposiciones más umbrías en las que la fruta se mantiene fresca e íntegra.

Más que una prestigiosa firma de vino tinto, Emilio Moro es el sello de identidad de una familia que comparte una misma pasión desde hace 3 generaciones: elaborar vinos con personalidad propia, alma y pasión. 

 

Anuncios