Mantener la piel hidratada es uno de los retos más importantes que puedas tener. Y es que exponerte a las variaciones climáticas extremas y otros factores, sin tomar previsiones puede causar estragos en tu piel.

-Publicidad-


Un cambio en tu rutina diaria donde le des cuidados especiales a tu piel le aportará la hidratación que necesita y merece, estos son algunos consejos para mantener una piel hidratada.

Exfoliación

En cuanto a la exfoliación, una de las propiedades más importantes de la piel es su poder de regenerarse diariamente. Exfoliar tu rostro y cuerpo dos veces por semana hará lucir tu piel más suave y radiante.

Evita jabones perfumados

El uso indiscriminado de jabones muy perfumados con componentes astringentes no le hace bien a todas las personas. Elige un jabón cuyo pH se adapte a tu tipo de piel. Para las pieles grasas es recomendable evitar los jabones y productos que contengan aceites densos, pues terminan bloqueando los poros.

Limpieza profunda

Es de vital importancia que al final del día retires todo tu maquillaje antes de ir a dormir. Si, además de esto, evitas el uso de maquillaje uno o dos días a la semana, permitirás que los poros de la cara se oxigenen y respiren. Incluso si no has utilizado maquillaje, es recomendable lavar muy bien tu cara al final del día para eliminar todo el polvo y suciedad proveniente del ambiente.

Limpieza profunda Es de vital importancia que al final del día retires todo tu maquillaje antes de ir a dormir. Si, además de esto, evitas el uso de maquillaje uno o dos días a la semana, permitirás que los poros de la cara se oxigenen y respiren. Incluso si no has utilizado maquillaje, es recomendable lavar muy bien tu cara al final del día para eliminar todo el polvo y suciedad proveniente del ambiente.

Vitamina E

Para hidratar tu piel, es imprescindible utilizar productos que contengan vitamina E, aceites y, a ser posible, aloe vera.

Bebe suficiente agua

¡El agua es mágica! Es la forma más natural, rápida y eficiente de mantener tu piel hidratada. Si no hidratas tu cuerpo por dentro de nada sirve intentar hacerlo por fuera.  Recuerda que la belleza física viaja desde el interior hacia el exterior y según cómo te cuides se reflejará en tu piel.

Protege tu piel del sol

La protección solar es muy importante para nuestra piel. Debemos proteger muy bien la cara de los rayos UVA y UVB si no queremos que poco a poco vayan apareciendo arrugas y manchas en nuestro cutis. Elige un buen protector solar para tu tipo de piel, si tienes la piel seca, te recomendamos que optes por la crema ya que te aportará un extra de hidratación.

Tratamiento hidratante

Los tratamientos hidratantes te ayudarán a mantener la humedad de tu piel, y reforzarán su función barrera. E igual que aplicas un producto hidratante en el rostro, debes aplicar en el cuerpo, y no solo en verano. El mejor momento para aplicarlas es después de la ducha.