El Distrito Financiero Brickell en Miami cumple un cuarto de siglo de construcción vertical, impulsando el crecimiento de la Miami urbana que ha dado origen a casi 150 torres. Una de ellas es Brickell Flatiron, construida por la empresa CMC Group a cargo del empresario Ugo Colombo.

-Publicidad-


Desde su lanzamiento en 2015, Brickell Flatiron ha atraído a una mezcla diversa de residentes, incluido un porcentaje significativo de compradores de los Estados Unidos. La torre ha tenido una actividad de ventas constante entre compradores de México, Argentina, Italia, Venezuela y Colombia.

En los 25 años que han pasado, el barrio de Brickell se ha convertido en sinónimo de vida de lujo, restaurantes y tiendas de primera calidad, turismo de altura y negocios multimillonarios internacionales. Brickell Flatiron se encuentra en el centro de todo eso, a un paso de las tiendas y restaurantes de moda de la ciudad, con innumerables opciones de transporte, hoteles de cinco estrellas y sedes de las compañías más grandes del mundo a la vuelta de la esquina.

Brickell Flatiron, sinónimo de vida de lujo

CMC Group, reconocido mundialmente por el minucioso nivel de planificación de sus desarrollos, no ha pasado por alto ningún detalle. Por su parte, el diseño, las comodidades y los acabados de primera calidad de la torre, también están atrayendo a los compradores.

La joya de la corona es un Sky Spa y una terraza con piscina que ofrece vistas panorámicas de 360 grados. Ugo colombo tomó la desición de dedicar el último piso del edificio a todos los residentes, en lugar de a un propietario privado, es un detalle que ha tenido éxito entre los compradores de desarrollos anteriores del Grupo CMC.

Las unidades van desde una a cinco habitaciones, con penthouses sencillos y dúplex disponibles. Cada unidad viene equipada con los mejores materiales que se consiguen en el mundo, techos altos con iluminación empotrada, ventanas de bajo consumo y balcones de vidrio elíptico.

Brickell Flatiron, sinónimo de vida de lujo

El diseño de Brickell Flatiron es una creación del arquitecto Luis Revuelta, el genio detrás de muchos de los edificios emblemáticos de Miami, como la Torre Bristol y la Torre Santa María. Asimismo, Colombo contrató al maestro diseñador italiano Massimo Iosa Ghini para crear espacios únicos en todo el edificio, desde gabinetes Milldue y pisos de mármol italiano cortados a mano, hasta cocinas personalizadas con utensilios de nivel profesional de Snaidero y Miele.