El Mercedes-AMG GT es el primer vehículo deportivo de cuatro puertas fabricado en Affalterbach. Desarrollado con total autonomía por Mercedes-AMG, conjuga un diseño único y un alto confort con una atlética configuración ‘fastback’ de cuatro puertas. La ampliación sistemática de la gama AMG GT con el coupé de cuatro puertas abre el acceso al segmento de los deportivos a los clientes que buscan un vehículo apto para el uso diario sin renunciar a las extraordinarias prestaciones de Mercedes-AMG.

-Adv-

El expresivo diseño con capó bajo, frontal dominante y líneas musculosas revelan los genes deportivos de este coupé de cuatro puertas. Tanto su velocidad máxima de 315 km/h como su dinamismo garantizan una presencia inconfundible en cualquier circunstancia. Sus modernos y potentes motores L6 y V8, con una escala de potencia comprendida entre 320 kW (435 CV) y 470 kW (639 CV), brindan una experiencia de conducción insospechada y combinan prestaciones convincentes con una eficiencia acorde a las expectativas actuales.

Su habitáculo no sólo se distingue por su aspecto elegante y moderno, sino también por sus rasgos vanguardistas. Las innovadoras unidades de mando aseguran un manejo intuitivo y pueden configurarse de forma individual. La fusión de un alto grado de personalización con la tecnología de un deportivo responde aún mejor a las necesidades de los clientes más exigentes, y se manifiesta en la gran variedad de paquetes de equipos y opciones individuales disponibles.

Al igual que en el AMG GT R, una persiana del radiador, el denominado AIRPANEL situado delante de la toma central de aire, mejora la eficiencia aerodinámica. Los esbeltos faros MULTIBEAM LED, la calandra del radiador específica de AMG, el “morro de tiburón” y el faldón delantero con perfil Jet-Wing perfeccionado otorgan al modelo la típica presencia de un AMG GT.

Las ventanillas sin marco y un parabrisas plano tendido hacia atrás son elementos clásicos del diseño de coupé. La fila de asientos adicional en la parte trasera no repercute negativamente en la silueta característica de los modelos AMG GT. Los laterales entallados y los anchos hombros visualizan el talante atlético y deportivo del vehículo, acentuado todavía más por los prominentes pasarruedas traseros.

También la parte trasera incorpora elementos estilísticos de la gama AMG GT: las luces traseras LED, sumamente estilizadas, trazan la línea característica del borde de carga, mientras que el alerón trasero extensible en varias posiciones es un importante componente de la concepción aerodinámica activa.

Los dos modelos de ocho cilindros se distinguen por las tres lamas horizontales en las tomas de aire laterales de la parte delantera, el perfil Jet-Wing con elemento de adorno en silver shadow, el llamativo difusor en la zaga y el sistema de escape de doble flujo con embellecedores trapezoidales en la salida de escape. En cambio, la variante de seis cilindros dispone de una lama en cada toma de aire, los embellecedores de la salida de escape doble son redondos y ostenta un difusor trasero menos pronunciado.

Asimismo, hay varios paquetes de equipos para el exterior que permiten matizar su diseño. El paquete Night consta de elementos de adorno en negro brillante, mientras que el paquete cromado realza el carácter lujoso con elementos de adorno y un inserto en cromo de alto brillo. Los dos paquetes de fibra de carbono incluyen elementos de adorno de fibra de carbono visible en distintas ejecuciones. El paquete aerodinámico opcional, una novedad en el segmento, confiere al vehículo una imagen aún más deportiva. Contiene elementos funcionales adicionales en negro de alto brillo, el perfil Jet-Wing en silver shadow en el faldón delantero y el alerón trasero fijo, que contribuyen a reducir las fuerzas ascensionales al circular a altas velocidades. El modelo de seis cilindros puede incorporar elementos de diseño característicos de las versiones de ocho cilindros si se equipa con el kit estético V8.