Grand Chelem, el grupo automotriz de vehículos exóticos más importante en Latinoamérica, se presentó oficialmente en México en el showroom de Iconic Broker, en Santa Fe, convirtiéndose en una de las comercializadoras con el portafolio de mayor peso de la región en términos de automóviles de lujo, exóticos y superdeportivos.

-Adv-

El grupo toma su nombre del máximo galardón del automovilismo: Grand Chelem. Sólo pocos pilotos lo han obtenido ya que requiere de cuatro logros dentro de un mismo fin de semana de competencia: pole position, liderar todas las vueltas de la carrera, vuelta más rápida y, por supuesto, la victoria.

Desde sus comienzos como importador y distribuidor a finales de la década de los noventa, Grand Chelem trabajó con marcas de lujo italianas. En 2009, el grupo automotriz inauguró una nueva etapa en su historia al traer a México una de las empresas más reconocidas del mundo: Lamborghini. Diez años después, celebran una extensa temporada de arduo trabajo lanzando de manera oficial el grupo en México, con un total de 9 marcas únicas y exclusivas: Aston Martin; Caterham;  Lamborghini; Morgan; Ruf; e Iconic Broker.

Con motivo de este lanzamiento, tres de las nueve marcas que actualmente trabajan con Grand Chelem se añadieron a su catálogo hace poco, confiando en la nueva etapa de este importante grupo que arriba oficialmente a México:

  • Rimac Automobili: la llamada compañía “hardcore technology” proveniente de Croacia, que lleva los vehículos deportivos de propulsión eléctrica al siguiente nivel, fue fundada específicamente con la visión de crear el coche deportivo del siglo XXI.
  • Koenigsegg: empresa enfocada en la perfección automotriz desde su fundación en 1994. Durante su breve pero significativa historia, ha creando, literalmente, los autos más rápidos del mundo a través de una ingeniería sin igual.
  • VUHL: Un vehículo orgullosamente mexicano que ha alcanzando atención a nivel internacional por ser un ultraligero de alto desempeño, con una extraordinaria experiencia de manejo, atención al detalle y espíritu competitivo. En resumen: un superdeportivo nacido en nuestro país.

Algunos de los detalles distintivos de Grand Chelem son que el nivel de atención que se percibe en cada paso del proceso de compra es correspondiente con la categoría de autos que existen en los pisos de venta. Los compradores disfrutan la exclusividad de tratar con los directivos que lideran el grupo de manera directa y personal.